10/1/2014 Mi Selección de la Semana en Fitness y Salud

Sé que tienes una agenda muy ocupada, pero quieres mantenerte al día con las últimas noticias e investigaciones sobre fitness y salud. Por eso, cada semana te informo sobre un artículo reciente que he leído. El artículo de esta semana es:

How Regular Exercise Helps You Balance Work and Family [Cómo el ejercicio te ayuda a equilibrar el trabajo y la familia]

Interesante artículo publicado en Harvard Business Review, que pone de ejemplo a dos ejecutivos, padres de familia y esposos, que han conseguido tener un balance en sus exitosas vidas al integrar el ejercicio en éstas.

Aquí mi resumen:

El autor de este artículo relata que aparte de que estos dos exitosos ejecutivos han podido conseguir una integración de su vida laboral y familiar principalmente a través de una hábil alineación de sus prioridades, hay otra cosa acerca de ellos que, probablemente los ha ayudado, y es su adherencia y compromiso de ejercitarse regularmente. El autor nos cuenta:

Una nueva investigación de mis colegas y yo, muestra una clara relación entre la actividad física que es planeada, estructurada, repetitiva, y con un propósito, y la capacidad para manejar la encrucijada entre el trabajo y el hogar.

Nosotros encuestamos una población de adultos que trabajan, para reunir información relacionada tanto a sus hábitos de ejercicio y a su experiencia para resolver las demandas del trabajo y el hogar. En pocas palabras, los encuestados que reportaron hacer ejercicio regularmente eran menos propensos a experimentar conflictos entre su trabajo y los roles domésticos.

Este hallazgo es de algún modo contra intuitivo. Un programa de ejercicio, es después de todo otra cosa que hacer en el escaso tiempo y, por esta razón, no es a menudo considerado en la vida de los profesionales. ¿Cómo agregándolo a un horario súper ocupado ayuda a resolver los conflictos de hogar/trabajo?

La respuesta se hizo evidente en nuestra investigación. En primer lugar, y menos sorprendente, el ejercicio reduce estrés, y una reducción del estrés hace que el tiempo que invirtamos tanto en la casa como en el trabajo sea más productivo y se disfrute más. Uno de los ejecutivos del ejemplo dice:

“El ejercicio me permite dejar atrás mis preocupaciones y que tenga tiempo para pensar”.

Una reducción del estrés equivale a una expansión de tiempo.

En segundo lugar, encontramos que el ejercicio ayuda a la integración laboral y personal a través de una mayor auto-eficacia. El término se refiere a la sensación de que uno sea capaz de enfrentar las cosas y conseguir que se realicen, y aunque la auto-eficacia sea una cuestión de auto-percepción, esto tiene un impacto real en la realidad. De acuerdo al psicólogo Albert Gandura, la gente con un alto sentido de la auto-eficacia es menos propensa a evadir las situaciones difíciles, y más propensa a verlas como retos para ser enfrentados y resueltos. Nuestras investigaciones sugieren que la gente que se ejercita regularmente disfruta de una mayor auto-eficacia, y esta se traslada a sus roles del trabajo y del hogar. La teoría resuena con los ejecutivos del ejemplo y, como ellos mismos dicen,

“Una hora de ejercicio crea un sentimiento que dura mucho más allá de esa hora que paso en el gimnasio”.

“Cuando puedo lograr algo durante una sesión de entrenamiento, me siento más confiado en mi vida profesional y personal”.

Así que puedes ver esto como una razón más para apegarte a esa resolución de año nuevo de ejercitarte. Y si esa no fuera tu intención, por lo menos considerar que tipo de ejercicio regular funciona mejor para ti. Algunas personas tienen el hábito de ejercitarse antes de comenzar la jornada de trabajo, porque es fácil encontrar razones para no hacerlo al final del día.

Personalmente estoy encariñado con el entrenamiento de intervalo de alta intensidad, en parte debido a su corta duración, y agrega: combino un par de sesiones de entrenamiento de intervalo de alta en intesidad—HIIT–con un par de carreras por semana. (¡Excelente!)

Cualquiera que sea el tiempo y ajuste que prefieras, la clave es participar en un  nivel de ejercicio que disipe el estrés y se sume a tu sentido de lo que eres capaz de hacer.

Los gerentes y profesionales de recursos humanos deberían tomar nota, también. Es importante para el rendimiento de la organización que la gente encuentre maneras de integrar exitosamente el trabajo y las exigencias del hogar. Esta investigación sugiere que las empresas se beneficiarán de la eliminación de las restricciones sobre el ejercicio y los empleados.

Quizás más que cualquier otra cosa, los empleadores pueden ayudar haciendo correr la voz de que el ejercicio no es algo egoísta que requiere que se sacrifique el trabajo o la casa. Lo que encontramos que fue un abrumador apoyo para una relación positiva entre el ejercicio regular y una administración satisfactoria de la interface trabajo-hogar. No es solo que el ejercicio sugiere una mejor salud física. A través de su impacto directo en incrementar la auto-eficacia y reducir el estrés, el ejercicio te lleva a una mejor integración de ambas vidas, profesional y personal.

Y el autor concluye:

El inicio de un nuevo año es siempre un buen momento para pensar acerca de lo que queremos que suceda en el próximo año, y resolver conseguir esos objetivos de manera más activa. Si has estado sintiéndote desalentado con las resoluciones de ejercitarte más y ser un mejor padre/madre/cónyugue y ejecutivo, entonces ésta debería ser una muy buena noticia: Puedes hacer las dos cosas.

No te pierdas en mi artículo del lunes: 6 tips que te ayudarán a trabajar en el hábito de ejercitarte todos los días.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Pili Cuadrado
[email protected]
2 Comments

Post A Comment