14/3/2014 Mi Selección de la Semana en Fitness y Salud

Subido por on Mar 14, 2014 in BLOG, Selección de Pili | 0 comments

Huesos

Sé que tienes una agenda muy ocupada, pero quieres mantenerte al día con las últimas noticias e investigaciones sobre fitness y salud. Por eso, cada semana te informo sobre un artículo reciente que he leído. El artículo de esta semana es:

Why High-Impact Exercise is Good for your Bones [Por qué el Ejercicio de Alto Impacto es Bueno para tus Huesos]

Aquí mi resumen:

Los huesos deben ser sacudidos por su propio bien. Experimentos pasados han establecido que definitivamente, someter los huesos a un estrés repentino causa que se añada masa ósea o al menos reduce su pérdida según se envejece. Lo que ha sido tema de controversia, sin embargo, es la cantidad de fuerza que se necesita para estimular la medula ósea—y cómo aplicar esa fuerza en el diario vivir.

Recientemente, investigadores de la Universidad de Bristol, reunieron hombres y mujeres adolescentes—el cuerpo acumula masa ósea rápidamente en esta etapa de la vida—y se les pidió hacer sus rutinas diarias mientras llevaban monitores de actividad. También se midió la densidad ósea de las caderas de los voluntarios.

Una semana más tarde, los científicos recuperaron los monitores para comprobar la exposición de cada adolescente a las fuerzas G, una medida de impacto. Aquellos que experimentaron impactos de 4.2 G o superior—aunque estos fueron poco frecuentes—tenían los huesos de la cadera notablemente resistentes. El trabajo adicional realizado por los mismos investigadores mostró que corriendo una milla en 10 minutos o saltando sobre y debajo de una caja de al menos 15 pulgadas de alto, era  necesario para producir fuerzas así de grandes. Lo importante de estos descubrimientos, es que la gente debería, probablemente, correr muy rápido o saltar más alto, para generar fuerzas suficientemente grandes para ayudar a construir huesos.

Desafortunadamente, pocos adultos mayores son propensos a hacer esto. En experimentos de seguimiento, los mismos investigadores equiparon 20  mujeres mayores con monitores de actividad y se les hizo tomar, una clase de aeróbicos, varios paseos cortos incrementando el paso, y una sesión subiendo y bajando en una caja de un pie de alto. Ninguna de ellas alcanzó el umbral de 4 G, de hecho, ninguna generó más de 2.1 G de la fuerza en cualquier momento durante los distintos ejercicios.

Las implicaciones son un tanto preocupantes. El Dr. Jon Tobías, un profesor de reumatología en la Universidad de Bristol, quien dirigió los experimentos, dice que mientras que los impactos que producen menos de 4 G de fuerza pueden ayudar a los adultos a mantener masa ósea–una posibilidad de que él y sus colegas están explorando en los experimentos en curso—no está claro que nivel de fuerza por debajo de 4 G se necesita.

Así, dice el Dr. Tobías, gente joven y adultos saludables deberían probablemente golpear el suelo, a las menos, algunas veces. Saltar de una caja de 15 pulgadas o más alto en su gimnasio y volver atrás. Saltar en un mismo lugar. Un estudio realizado por otros investigadores, encontró que las mujeres entre 25 y 50 años que saltaron al menos 10 veces dos veces al día, con 30 segundos de diferencia entre cada salto, aumentaron significativamente su densidad ósea en la cadera después de cuatro meses. Otro grupo de sujetos, que saltaron 20 veces al día, mostró aún mayores ganancias.

Por desgracia, hay un grupo de personas mayores que no pueden llevar acabo ejercicios de alto impacto. Sus cuerpos y huesos no pueden ser capaces de manejar el tipo de actividad que probablemente le mejorará la salud de sus huesos. El Dr. Tobías y sus colegas esperan entender mejor que nivel de impacto beneficiaría a esta gente. Mientras tanto, cualquiera que no esté seguro acerca del estado de sus huesos, debería consultar un médico antes de realizar algún ejercicio de alto impacto, incluso esos que tienen un historial de problemas en las articulaciones incluyendo artritis. Por su parte, el Dr. Tobías dice, “Yo planeo mantenerme corriendo hasta que mis articulaciones se desgasten”. ¡Excelente!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *