20/12/2013 Mi Seleccion de la Semana en Fitness y Salud

Sé que tienes una agenda muy ocupada, pero quieres mantenerte al día con las últimas noticias e investigaciones sobre fitness y salud. Por eso, cada semana te informo sobre un artículo reciente que he leído. El artículo de esta semana es:

 Exercise as Potent Medicine [El Ejercicio como una Medicina Potente]

Un nuevo estudio sugiere que, el ejercicio puede ser tan efectivo como muchas medicinas que se prescriben frecuentemente en el tratamiento de algunas de las enfermedades de alto riesgo, como las del corazón y la diabetes.

 El Ejercicio como una Medicina Potente

 Aquí mi resumen:

 El estudio plantea importantes cuestiones acerca de si nuestro sistema de salud se centra demasiado en los medicamentos y muy poco en la actividad para combatir las dolencias físicas.

 Para el estudio, el cual fue publicado en Octubre en BMJ, los investigadores compararon que tanto éxito tuvieron algunos medicamentos y el ejercicio reduciendo fallecimientos entre la gente que había sido diagnosticada con algunas condiciones comunes y serias, incluyendo enfermedades del corazón  y diabetes.

 Los estudios comparativos de la efectividad son un elemento básico de la ciencia, especialmente en la investigación farmacéutica. Los científicos a menudo le dan seguimiento a lo bien que un medicamento trata una condición en comparación con el resultado, si se usa un medicamento diferente. Sin embargo, pocos estudios han comparado directamente los medicamentos con el ejercicio, y más aún, pocos han comparado resultados en términos de mortalidad, o de si la intervención reduce significativamente el chance de que alguien con una enfermedad morirá de ésta, a pesar del tratamiento.

 Así Huseyin Naci, un estudiante en la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres, y el Dr. John Ioannidis, director del Centro de Investigación de Prevención en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, decidieron crear una comprensible comparación de la efectividad de los medicamentos y el ejercicio en la disminución de la mortalidad entre las personas que habían sido diagnosticadas con enfermedades del corazón, insuficiencia cardíaca crónica, accidentes cerebro vasculares o diabetes. Ellos eligieron estas condiciones particulares ya que, fueron las únicas para las que pudieron encontrar estudios que habían ya examinado si el ejercicio disminuía el riesgo de muerte entre los pacientes con esa enfermedad, dijo el Sr. Naci.

 Se reunieron entonces, todos los ensayos aleatorios recientes, así como las revisiones anteriores y los análisis de los viejos experimentos relacionados con la mortalidad entre los pacientes con estas enfermedades, aunque hubieran sido tratados o con medicamentos, o con ejercicio.

 Se revisaron datos de 305 experimentos anteriores, que en conjunto, involucraron casi 340,000 participantes. Pero la mayoría de los voluntarios había recibido medicamentos. Sólo en 57 de los experimentos, que involucraron 14,716 voluntarios, se había examinado el impacto del ejercicio como tratamiento.

 Los números eran lo suficientemente grandes y los investigadores pudieron crear una elaborada red de referencias cruzadas, comparando los resultados cuando las personas recibieron ciertos medicamentos, siguieron regímenes de ejercicio, o en ocasiones, ambas cosas. Las rutinas de ejercicio, por lo general parte de los programas de rehabilitación, usualmente fueron caminar y otras rutinas aeróbicas, pero a veces consistieron en sesiones de entrenamientos de fuerza u otros ejercicios.

 Los investigadores compararon los riesgos de mortalidad para las personas que siguieron cualquiera de las opciones de tratamiento.  

 Los resultados mostraron consistentemente que los medicamentos y el ejercicio producen casi exactamente los mismos resultados. Gente con enfermedades del corazón, por ejemplo, que se ejercitó pero no usó comúnmente medicamentos recetados, incluyendo estatinas, tuvieron el mismo riesgo de morir o sobrevivir de enfermedades del corazón, como los pacientes tomando los medicamentos. Similarmente, gente con diabetes que se ejercitó tenía el mismo riesgo relativo de morir de estas condiciones como aquellos tomando los medicamentos recetados más comunes.

 Por otra parte, las que una vez habían sufrido un derrame, habían bajado significativamente el riesgo de morir de esa condición si se ejercitaron que si hubieran usado medicamentos.

 Solo en una crónica falla del corazón los medicamentos fueron más efectivos que el ejercicio. Los diuréticos evitaron la mortalidad mejor de lo que lo hizo el ejercicio.

 Después de todo, nuestros resultados sugieren que el ejercicio puede ser muy potente en el tratamiento de las enfermedades del corazón y otras condiciones, dijo el Dr. Ioannidis, igualando los beneficios–para salvar vidas–disponibles de la mayoría de los medicamentos comúnmente recetados, incluyendo las estatinas. Las estatinas están en el centro de un debate sobre las nuevas directrices del tratamiento que podría ampliar enormemente el número de personas que las toman.

 Los resultados también ponen de relieve qué tan infrecuentemente el ejercicio es considerado o estudiado como una intervención médica, dijo el Dr. Loannidis. Solo el 5 por ciento de los experimentos disponibles y pertinentes en su nuevo análisis incluyó el ejercicio. “Necesitamos más información sobre cómo el ejercicio se compara con los fármacos en el tratamiento de muchas condiciones, dijo, así como el tipo y cantidad de ejercicio que confieren el mayor beneficio y si hay efectos secundarios, tales como lesiones. Idealmente, dijo, las compañías farmacéuticas reservan una pequeña fracción de sus ganancias para este tipo de estudios.

 Por ahora, el Sr. Naci espera que este nuevo estudio genere negociaciones más inteligentes. “No estamos sugiriendo que las personas dejen de tomar sus medicamentos”, dijo. Pero tal vez la gente pueda pensar largo y tendido acerca de su estilo de vida, y hablar con sus médicos sobre si el ejercicio podría y debería ser incorporado en el cuidado de su salud.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Pili Cuadrado
[email protected]
No Comments

Post A Comment