25/10/13 Mi Selección de la Semana en Fitness Y Salud.

Sé que tienes una agenda muy ocupada, pero quieres mantenerte al día con las últimas noticias e investigaciones sobre fitness y salud. Por eso, cada semana te informo sobre un artículo reciente que he leído. El artículo de esta semana es:

Pounding Pavement by Heel or Toe [Golpeando el pavimento con el talón o la parte delantera del pie]

Aquí mi resumen:

Cómo el pie de un corredor debe tocar el suelo, incita a un apasionado debate entre atletas y entrenadores, a pesar de la poca evidencia convincente para apoyar cualquiera de las posiciones.

Pero un destacado y nuevo estudio podría ayudar a acabar con las disputas, sugiriendo que cada estilo de correr tiene sus ventajas y desventajas, y la manera correcta de hacerlo, casi seguro dependerá de qué tipo de corredor ya seas.

Para el nuevo estudio, publicado en Junio en Medicine & Science in Sports & Exercise, los investigadores del Centro de Investigación de Medicina del Deporte en Tampere Research Center of Sports Medicine, Finlandia, comenzaron utilizando la tecnología de captura del movimiento para determinar la forma de correr de 286 jóvenes de la región que practicaban deportes en equipo. Ninguno competía en carreras de larga distancia, y todos usaron zapatos normales para correr durante la prueba.

Las pruebas mostraron  que 19 de las mujeres y 4 de los hombres golpearon primero con la parte delantera de sus pies mientras corrían.

Esos pequeños números coinciden con otros informes, la mayoría de los cuales han encontrado que una abrumadora mayoría de corredores modernos, ya sean hombres o mujeres, lentos o rápidos, golpean con el talón. En un estudio publicado en mayo en el International Journal of Sports Physiology and Performance, casi 2000 corredores que participaron en el maratón Milwaukee Lakefront, fueron filmados durante el evento, y fue analizada su manera de correr. Se probó que alrededor de un 94% golpeó el piso con el talón, incluyendo un buen número de los corredores más rápidos.

Del mismo modo, cuando los investigadores en New Hampshire estudiaron la mitad de los corredores durante un maratón, encontraron que casi el 90 por ciento aterrizó con el talón, de acuerdo con la grabación que se realizó durante los seis kilómetros del evento. Curiosamente, cuando se grabó de nuevo cerca del final de la carrera, dentro del 10 por ciento restante, muchos habían cambiado el paso, golpeando con el talón según se habían cansado.

A pesar de esto, algunos entrenadores y otros expertos cuestionan la sabiduría del golpe de talón, notando que cuando los corredores no usan zapatos, presumiblemente la manera más natural en que los humanos corren, muchos, aunque no todos, adoptan el estilo de golpear con la parte delantera del pie. Esto sugiere, que esta es la forma inherentemente correcta para los humanos correr.

Sin embargo, si es así, esto debería disminuir las probabilidades de lesiones relacionadas a esta forma de ejercitarse. Y fue esa la posibilidad que los investigadores de Finnish esperaron explorar.

Estudios anteriores han encontrado que en general, las rodillas, los tobillos y tendones de Aquiles son los sitios que más se lesionan durante las carreras, y en este experimento, muchas de las mujeres corredoras sacudieron sus rodillas, especialmente si golpearon el piso con sus talones. Esta forma de correr resultó en alrededor un 16 por ciento poniendo más fuerza en la articulación de la rodilla que cuando éstas golpearon con la parte delantera. 

En esencia, los resultados muestran que no se puede escapar del impacto acumulativo que produce el correr, dijo el Sr. Juha-Pekka Kulmala, uno de los estudiantes que condujo la investigación.  Si golpeas con el talón pondrás estrés en tus rodillas, provocando posiblemente un síndrome patelofemoral. Si golpeas con la parte delantera, se lesionarán tus tobillos y tendones de Aquiles, aumentando potencialmente el riesgo de otras lesiones, como por ejemplo, tendinitis aquilea, fascitis plantar y fracturas por estrés en el pie.

En otras palabras, no hay una manera correcta o sin dolor para correr.

Sin embargo, los resultados también indicaron que estratégicamente alternando como aterriza el pie, podría ser aconsejable para algunos corredores, dijo el Sr. Kulmala. “La gente que sufre de problemas de rodillas puede beneficiarse al golpear con la parte delantera del pie”, añadió. “Los que se quejan de tendón de Aquiles, pueden beneficiarse al golpear con el talón”.

Como han dicho innumerables corredores que han tratado de hacerlo, cambiar la manera de correr no es fácil. “Yo pienso que los corredores experimentados son capaces de cambiar el patrón del paso relativamente fácil”, dijo el Sr. Kulmala. “Pero los que no tienen experiencia lo encuentran mas difícil”. Se puede considerar contratar un entrenador o a alguien que pueda filmarte mientras corres, para determinar la manera en que tu pie golpea el piso, y poder incorporar los cambios poco a poco, advirtió el Sr. Kulmala.

Y si no has tenido lesiones y te sientes cómodo con tus pasos, entonces mantente así. La mejor manera de correr, dijo Kulmala, es cualquiera que te mantiene moviéndote regularmente. 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Pili Cuadrado
[email protected]
No Comments

Post A Comment