3 importantes beneficios del entrenamiento de fuerza

entrenamiento de fuerza

El entrenamiento de fuerza es el que nos permite tener músculos más fuertes y definidos. Hay diversas formas de realizarlo; ya sea con las máquinas de pesas del gimnasio, las pesas libres o mancuernas, pesas rusas o kettlebells, ejercicios de peso corporal, bandas de resistencia y bandas de suspensión.

La fuerza es uno de los componentes de un programa de ejercicio bien diseñado y estos entrenamientos son esenciales para todos –especialmente para las mujeres y personas en la tercera edad–.

Fisiológicamente, los beneficios del entrenamiento de fuerza incluyen un incremento en el tamaño del musculo, en la fuerza, en los huesos y tendones, y fuerza en los ligamentos. Otros beneficios pueden ser psicológicos, como por ejemplo un aumento en la seguridad y autoestima.

Aquí hay 3 importantes beneficios del entrenamiento de fuerza:

 

Mejora el desempeño y la apariencia física

 

Un resultado muy importante del entrenamiento de fuerza es que aumenta el desempeño físico. Los músculos utilizan energía para producir un movimiento, funcionando como un motor en el cuerpo; y el entrenamiento de fuerza aumenta la fuerza, tamaño y resistencia de los músculos, lo cual contribuye a realizar mejor otros ejercicios y las actividades del día a día en general.  

Otro beneficio de un buen programa de entrenamiento de fuerza es nuestra apariencia física y composición del cuerpo, lo que influye directamente en nuestra autoestima y seguridad.

 

Aumenta la eficiencia metabólica

 

Esto sí que es importante y mucha gente no lo acaba de entender. Esa libra o media libra de musculo que perdemos cada año después de los 30, produce la misma reducción porcentual en la tasa metabólica basal. Ojo: mientras menos masa muscular tenemos, más lento es nuestro metabolismo. Es por esto que muchas veces vemos a las personas que realizan solo ejercicios cardiovasculares no obtener ningún cambio ni en su apariencia física ni en cuanto a pérdida de peso.

Una reducción en la tasa metabólica basal significa que tu cuerpo será menos capaz de usar la comida que consumes como energía y, ésta se almacena como grasa en el cuerpo.

 

Reduce el riesgo de lesión

 

Los músculos les proporcionan balance al cuerpo. En este sentido, unos músculos bien trabajados ayudan a disminuir la fuerza repetitiva que recibe nuestro cuerpo cuando por ejemplo hacemos actividades como correr o jugar basquetbol. Unos músculos bien balanceados reducen el riesgo de lesiones que, resultan cuando un musculo es más débil que su grupo de musculo contrario.

Es por esta razón que cuando entrenas un grupo específico de músculos debes entrenar también el grupo contrario. Un ejemplo sería trabajar el pecho y también los músculos de la espalda.

¿Incluyes el entrenamiento de fuerza en tus rutina además del cardiovascular?

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Pili Cuadrado
[email protected]
No Comments

Post A Comment