3 Tips instalar un hábito más fácilmente

habito

 

En el proceso de instalación de un hábito, el inicio es difícil. Esto se debe a que estamos trabajando en integrar en nuestra vida una nueva forma de ser.

Este proceso se va haciendo más difícil con los días, sin embargo es necesario persistir para luego poder saborear el cambio o renovación que se dará al conseguir nuestra meta. 

Aquí hay 3 tips que te ayudarán a instalar un hábito más fácilmente:

 

Enfócate en la novedad

 

Cuando hay algo novedoso en nuestras vidas, nos emocionamos y esto se queda en nuestros pensamientos por más tiempo.

Podemos también relacionar el comienzo del nuevo hábito con una experiencia positiva. Algo nuevo que luego podamos usar como una recompensa o premio.

Por ejemplo, si estás trabajando en instalar el hábito del ejercicio, puedes pensar en movimientos que nunca habías sido capaz de hacer. Y que te permitirán estar más fuerte y sentirte mejor.

O cualquier otra experiencia novedosa que marque el principio del nuevo hábito y, que al recordarla te sirva como un refuerzo.

 

Repite y se consistente.

 

La repetición y la consistencia ambas son extremadamente importantes en la formación de un nuevo hábito.

Aunque la novedad comparada con la repetición puede ser contradictoria, esta última es súper importante para que un hábito se integre a tu vida y se vuelva automático.

Investigaciones recientes en la Universidad de Londres, mostraron que el tiempo para la instalación de un hábito varía dependiendo de la persona y el hábito que esté tratando de cultivar.

Pero en promedio, se toma 66 días para que algo nuevo quede integrado y automatizado en nuestra vida. 

 

Asocia el nuevo hábito con experiencias positivas

 

Mientras más beneficios puedas encontrar en un hábito nuevo, más motivación tendrás para trabajar en este hasta que quede instalado.

En mi caso el haber logrado el hábito de levantarme a las 5 de la mañana, me permitió ser más productiva, más agradecida y más próspera.

Estos beneficios los visualicé aun antes de empezar, lo que me permitió ser consistente y mantenerme motivada durante 66 días.

Te garantizo que cuando el hábito que hayas elegido quede instalado, mirarás atrás y, te alegrarás de no haberte dado por vencido.

Ahora te sentirás mejor con esta nueva forma de ser que sin ella.

 

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Pili Cuadrado
[email protected]
No Comments

Post A Comment