3 tips para empezar un programa de entrenamiento de fuerza

El  entrenamiento de fuerza es tambien, uno de los tipos de entrenamientos que deben ser contemplados para tener un buen programa de acondicionamiento fisico.

Si en tu programa de acondicionamiento físico no están incluidos los entrenamientos de fuerza debes empezar a buscar la manera de realizarlos, ya que este tipo de entrenamiento puede llegar a tener un papel  tanto o más importante que el entrenamiento aeróbico a medida que envejecemos, incluso cuando nos acercamos a la edad de 50 años, la fuerza o resistencia es crucial para mantener una vida activa e independiente.

Por otro lado, y sorpresivamente, el entrenamiento de fuerza parece ser más efectivo que el estiramiento contra la insidiosa perdida de flexibilidad en las articulaciones que muchos conocemos y lamentamos.

Aquí hay 3 tips que pueden ayudarte a empezar a trabajar con entrenamientos de fuerza.

Determina que tan fuerte eres. Es fácil hacerlo, tan solo prueba con varios push ups. En el piso sin dejar que tus rodillas peguen al suelo, haz tantas flexiones como puedas. Si no puedes llegar hasta diez, entonces apoya tus manos contra un tope en un ángulo de 45 grados, según se vaya haciendo más fácil, múdate después a las escaleras y por último al piso.

Trabaja con un entrenador personal. Si nunca has hecho entrenamientos de fuerza y quieres empezar un programa regular para esto, considera consultar con un entrenador personal certificado que te guie a través de los entrenamientos, especialmente si vas a usar pesas libres, máquinas o bandas de suspensión.

Ve despacio. Si eres tu propio entrenador, debes saber, que los últimos descubrimientos científicos sugieren que más repeticiones con un peso más ligero producirán un mayor aumento en la fuerza, contrario a los pesos más pesados con menos repeticiones. 

Si realmente quieres comenzar a realizar rutinas de fuerza, no busques nada en lo que no tengas que hacer esfuerzo, la fuerza tiene que ganarse y puede hacerse poco a poco.

Que nunca falten las rutinas de fuerza en tu trabajo de acondicionamiento físico. ¡Anímate a empezarlas!

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Pili Cuadrado
[email protected]
No Comments

Post A Comment