5 Cosas que aprendí de mi viaje a Madrid

Subido por on May 18, 2017 in BLOG, Estilo de Vida | 2 comments

 

 

Cruzar el Atlántico por 4 días era todo lo que necesitaba para asistir a tres conferencias de cuatro de mis autores favoritos. Me hacía una tremenda ilusión volver a ver a Robin Sharma y, ver por primera vez a Alex Rovira y a los hermanos Don Miguel Ruiz Jr. y Don José Ruiz, en Madrid. 

Sin embargo, nada sucedió como estaba previsto. Faltando solo 48 horas para el evento, lo cambiaron de sitio y, solo pude asistir a una conferencia. Las otras dos fueron canceladas en el momento en que esperabamos para entrar. 

Al principio, este cambio no me produjo ningún asombro. Y es que por lo que había visto el día anterior en la organización, ya intuía lo que venía. Me costó aceptar la situación, y al final, como suele pasar, aprendí varias cosas. 

Estas son las 5 cosas que aprendí de mi viaje a Madrid:

 

Hay un chance de que el propósito de nuestros planes sea otro

 

Muchos de los que estuvimos reunidos allí nos preguntamos para qué o por qué estabamos ahí, no pudimos en ese instante reconocer cual era el propósito. Recordaba en ese momento a Steve Jobs y pensé que más adelante, con el tiempo, conectaría los puntos y obtendría una respuesta.  

 

Sigue a gente comprometida y que ame a sus fans

 

Después de lo que pasó,  no puedo sentirme mas orgullosa de ser una alumna de Robin Sharma, y una seguidora incondicional de Alex Rovira y Don Miguel Ruiz y sus maravillosos hijos.

En una demostración de respeto y cariño por sus fans, terminaron en medio de la multitud derrochando sabiduría, acompañándonos un rato, en fin dándonos apoyo. ¡Eso vale oro!

 

Valora lo que tienes y de donde vienes

 

Despues de lo que viví esos  días, me siento super orgullosa de esa gente que en mi país  trabaja en la organización de eventos. Ellos son una autoridad en lo que hacen. No dejan nada al azar y tienen sus pies bien puestos en la tierra. 

Algunos son mis amigos, ellos saben quienes son. 🙂

 

Cuida tu marca

 

Esos expositores que he mencionado, cuidan su nombre o marca. Lo demostraron con lo que hicieron. Hay una fuerte y coherente relación con ellos como individuos y la marca que ellos representan. 

En mi caso, yo soy mi marca, Pili Cuadrado. Me preocupo para que esa marca tenga fuerza y credibilidad y esté en sintonía con la persona. 

Tengo la esperanza de que a los que les llegué de alguna manera, mientras en la fila, puedan encontrar esa sintonía si por alguna razón deciden seguir mi trabajo.  

 

Aprende para poder tener un buen criterio de las cosas

 

Hay una gran fuerza en aprender y cultivarse. Escalar en  conocimiento no solo nos agrega un valor incalculable, pero nos hace personas con un buen criterio de las cosas.

En este sentido me siento lo suficientemente calificada para dar una opinión de la experiencia que viví. Según mi criterio recibí mucho menos en valor de lo que pagué en dinero, no de parte de los expositores, pero de quien organizó y vendió el evento. No estoy conforme con lo que recibí.

 

 

 

Con lo que me quedo

 

Con las dulces palabras de Angela, una chica super maja que conocí allí y que, tratando de consolarme me dijo: ¡Pili, tenías que venir para que yo pudiera conocerte! Me pareció un lindísimo propósito. 😉

Con el gran abrazo de Don Jose Ruiz, la fuerza de su cariño y, la ilusión de verlo otra vez, a él y a Don Miguel Ruiz Jr., sentada y sin ninguna traducción que le reste sentido a la conferencia.  

Con las palabras de Robin cuando fuí a saludarle: Oh, I love the D.R.! Y su lindo detalle de salir a apoyar a sus fans y pasar un rato con nosostros. Que orgullosa me siento de él.

Con la ilusión de ver a Alex Rovira en otra oportunidad. Me encantan sus libros. 

Con los momentos perfectos que pude hacer con uno de mis hijos–que viajó conmigo para acompañarme–y sus amigos en Madrid. Gracias chicos por cogerme de la mano y llevarme a ver la exposición de Pablo Picasso y por las cañitas que compartimos en las calles de esa increíble ciudad. Algo que tal vez no se repita, pero que se quedará para siempre con nosotros. 

 

 

Más…

 

En conclusión, de todo se aprende. De algunas situaciones se crece como persona. En todo hay una lección. Todo tiene un propósito que, muchas veces no es el que deseamos. Ya les contaré cuando conecte los puntos. 

2 Comments

  1. Excelente!! gracias Pili por tus aprendizajes
    que nos benefician a los que te seguimos!!!

    • Un placer poner valor en tu vida, Raysa. Me alegro que te gustara! Bss!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *