5 objetivos de fitness que no son reales

Subido por on Mar 17, 2014 in BLOG, Tip de la semana | 0 comments

Ejercitarte y comer bien tiene efectos excelentes en tu cuerpo, pero algunos objetivos solo se pueden conseguir SI estas bendecida genéticamente o si tienes cierta estructura ósea. Así que, en vez de empujarte a trabajar más allá de lo que deberías, encuentra lo que sí es real para tu cuerpo y trabaja para conseguirlo.

Aquí hay 5 objetivos muy comunes en fitness, que no son reales, y que muchas veces nos proponemos conseguir sin pensar en las consecuencias.

gap

El abierto entre los muslos–Thigh gap

 

Como lo vemos en las modelos, pero para la mayoría de las mujeres la única manera de que los muslos no choquen sería remodelando su esqueleto.

Está probado que no se puede controlar la medida de la cadera. Lo mejor sería que te enfocaras en que, estás en forma y tienes los músculos de tus piernas definidos y fuertes–las modelos no–que pueden permitirte realizar cualquier deporte o aventura.

V

La V en el abdomen

No solo los hombres pueden esculpir la parte baja de su abdomen y conseguir ese fascinante “V look”, las mujeres también. Sin embargo, y de nuevo, en las mujeres esto tiene que ver mucho con la genética, a menos que hayas practicado algun deporte–gimnasia–desde pequeñita. No todo el mundo está diseñado para definir la sección media.

Las mujeres con cuerpo en forma de manzana puede que nunca consigan esta clase de definición. Sí pueden tener un abdomen plano que se pudiera estar escondiendo detrás de un poco de grasa. Las de cuerpo de pera, tienen más facilidad para conseguirlo, pues la grasa se acumula generalmente alrededor de sus caderas. Sin embargo, para conseguir esta definición tendrás que someterte a una dieta muy poco saludable para deshacerte de la grasa, lo que supondría complicaciones en tu organismo, como, por ejemplo, que tus huesos sufran.

closing-toned-arms-ss

Brazos súper definidos

 

Genéticamente las mujeres tendemos a acumular grasa en la parte de atrás de nuestros brazos, y toma, como poco, 6 semanas de consistente entrenamiento de fuerza para apretar esos tríceps y bíceps, y para poder decir adiós sin estrés.

Aunque tengas el DNA femenino de Arnold Schwarzenegger, como quiera sería un reto, pues las mujeres no tenemos suficiente testosterona para conseguir esa definición.  Date tiempo y preocúpate por ver por lo menos una pequeña diferencia. Bien podrías, con el tiempo, notar un gran cambio.

ABS concavo

Estómago cóncavo

 

Este podría ser el peor objetivo que quieras alcanzar. Aún los abdómenes en forma, tienden a abultarse hacia afuera. La única manera de tener un estómago que colapsa hacia adentro es perdiendo una cantidad excesiva de peso a través de dietas extremas.

Mejor sería que pensaras en todo lo que guardas en tu estómago, órganos que casi siempre tienen comida o aire. Aún cuando tu estómago esté plano, es improbable que se vea hundido si estas comiendo normalmente. No vale la pena tener un estómago cóncavo y un cuerpo que funcione mal debido a una dieta estricta.

1

Caderas estrechas y glúteos pequeños

 

No todas estamos programadas biológicamente para ser de esta manera. Si tienes curvas gracias a la estructura de tus huesos, no puedes hacer nada para achicar tus caderas, y en cuanto a tu trasero, cuan pequeño sea es cuestión de genética, sin embargo, sí puedes mejorar la forma en que se vea.

Fortaleciendo tus glúteos y reduciendo la capa de grasa encima de estos, cambiará la línea de tu cuerpo cualquiera que sea la forma de este, porque los músculos te definen. El entrenamiento de fuerza es la clave para construir ese tipo de músculo.  

Por esto…

 

Lo primero que hay que tener en cuenta es nuestra genética, lo que supone, si somos sensatos, que debemos trabajar para mejorar nuestra figura, obteniendo una mejor versión de nuestro cuerpo, sin tener que tomar medidas drásticas para obtener algo que irá en contra ella.

Si estos son algunos de tus objetivos de fitness, te exhorto a reconsiderarlos, de paso te quitarías un buen peso de encima.

Fuente: Shape Magazine

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *