Cada vez que ella viene a entrenar pienso en cuando empezó hace casi un año. Machú, como todos la llamamos cariñosamente, se había ejercitado, pero nunca más allá de su zona de comodidad. Durante sus primeras semanas de entrenamiento tuvo altas y bajas, muchas veces el...