Cómo ejercitarme en menos de una hora al día

 

Una de las excusas mas recitadas por las personas sedentarias es que no tienen tiempo para ejercitarse.

Imagino que estas personas, piensan que para realizar una rutina de ejercicio necesitan por lo menos dos horas. Esto lo sé perfectamente. Yo era de las que si no disponía de ese tiempo para ir al gimnasio, prefería no ejercitarme.

En ese momento me habría encantado saber cómo ejercitarme en menos de una hora al día. Eso me hubiera permitido ser más consistente.

No sabía que en 30 minutos o menos podía tener un buen entrenamiento que, me aportaría los mismos beneficios de un entrenamiento más largo.

 

30 minutos diarios de actividad física es suficiente

 

Desde mi punto de vista y experiencia como entrenadora personal, pienso que para poder cumplir  con las directrices del ejercicio, lo mejor es trabajar con ejercicios de peso corporal o entrenamientos de intervalo, en el caso de los entrenamientos de fuerza.

A esto le puedes añadir el cardiovascular que no necesariamente tiene que ser de más de 30 minutos.

Según las directrices del ejercicio debemos realizar 150 minutos de actividad física moderada a la semana o 75 minutos de actividad física más intensa a la semana,

 

Es cuestión de organizarse y establecer una rutina

 

Si eres una persona sedentaria, te sugiero que empieces caminando a paso rápido o trotando  4 días a la semana, hacer algo que suba tus pulsaciones por encima del 60 o 65 por ciento de tu frecuencia cardíaca.

A esto puedes añadirle, por lo menos dos días de entrenamientos de fuerza, para asegurarte de cuidar tus huesos de la osteoporosis. Igualmente estos entrenamientos no tienen que ser de más de 30 minutos.

A medida que tu nivel de fitness vaya mejorando, puedes probar otras cosas o establecer otros tipos de rutinas e incluso mezclarlas.

Lo más importante es empezar y, buscar ayuda de un profesional que te organice tu actividad física de la manera más simple posible, si está dentro de tus posibilidades.

Lo mejor que puedes hacer por tí es tomar acción y ejercitarte. Ya que aunque tu cuerpo cambie con el paso de los años, el ejercicio tendrá un efecto positivo en tu  cerebro y lo mantendrá  firme y fuerte.

Con un cerebro en forma, estarás equipada para los cambios físicos con los que tendrás que lidiar, además de los cambios de la vida misma.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Pili Cuadrado
[email protected]
No Comments

Post A Comment