El progreso en tu trabajo de acondicionamiento físico

Algunas personas se desesperan e incluso abandonan su programa de acondicionamiento físico o ejercicios porque quieren ver resultados físicos inmediatos.

El progreso en tus entrenamientos es muchas veces un proceso lento, pero esto no quiere decir que no estés progresando. El progreso aunque sea lento es progreso.

Obsesionarte con un resultado rápido cuando empiezas a ejercitarte te genera estrés, lo que hará que tus sesiones de entrenamientos no sean productivas. Disfruta el proceso y recuerda que los cambios duraderos no llegan al instante, y un cambio físico significa un proceso gradual. En este sentido podrías enfocarte en lo bien que te estás sintiendo y no en cómo te estás viendo.

Cualquiera que sea tu razón para estar en forma, se paciente, se tenaz, recuerda que no es algo mágico. Estás trabajando para un cambio permanente, que se consigue poco a poco—no te rindas.

Conseguirás tus resultados siempre y cuando te enfoques y trabajes para eso, y seas consistente.

¿Has abandonado tus ejercicios por esta razón? ¿Qué necesitarías hacer para retomar y ser constante? 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Pili Cuadrado
[email protected]
1Comment

Post A Comment