Envejecer con Gracia: Beneficios del Ejercicio en la Tercera Edad.

Desde hace un buen tiempo sabemos que hacer ejercicio es bueno, sin embargo, hasta hace poco, personas de la tercera edad se quedaban fuera de ese contexto.

La nueva información que está emergiendo de las investigaciones, es que gente de todas las edades y condiciones físicas se benefician del ejercicio y la actividad física. Estar físicamente activo y ejercitarse regularmente puede ayudarte a prevenir o retrasar muchas enfermedades y discapacidades, incluyendo la demencia.

Se ha demostrado que, aún el ejercicio moderado, puede mejorar la salud de personas en la tercera edad, que son frágiles o padecen de alguna enfermedad como consecuencia de los años.

Aunque seas un adulto mayor, no debes tener miedo de ejercitarte, pues el ejercicio y la actividad física están entre las cosas más saludables que puedas hacer por ti. Muchas personas en la tercera edad ven el ejercicio como una actividad ardua o fatigante y que les hará daño, sin embargo, el ejercicio es seguro para todos los grupos de edades, y en el caso de los mayores, se puede dañar la salud más fácilmente sin ejercitarse, que ejercitándose.

Un estilo de vida sedentario puede hacerte perder terreno en 4 áreas importantes, y que si las trabajas, te permitirán permanecer independiente y saludable según envejeces, estas son fuerza, estabilidad, flexibilidad y resistencia.

Nunca es tarde para empezar a ejercitarte y mejorar tu salud, aunque hayas tenido un estilo de vida sedentario. Envejecer no significa que tengas que perder la fuerza o habilidad para hacer actividades cotidianas, y si te ejercitas, podrás sentirte mejor, y disfrutar más la vida.

No dejes de leer: 4 Tipos de Ejercicios Necesarios en la Tercera Edad. 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Pili Cuadrado
[email protected]
No Comments

Post A Comment