La Conexión entre el Ejercicio y la Felicidad

Subido por on Jul 16, 2014 in BLOG, Ejercicio | 0 comments

ejercicio-feliz02

La mayoría de nosotros estamos conscientes de lo que pasa con nuestro cuerpo cuando nos ejercitamos. Sabemos que construimos más masa muscular o más resistencia. Sentimos como las actividades diarias, subir escaleras por ejemplo, se nos hacen más fácil cuando nos ejercitamos regularmente. Pero, en cuanto a nuestro cerebro y estado de ánimo se refiere, la conexión entre el ejercicio y la felicidad muchas veces no está muy clara.

Lo que realmente pasa es que si empiezas a ejercitarte, tu cerebro reconoce esto como un momento de estrés. Como la presión de tu corazón se incrementa, el cerebro piensa que estás o peleando contra algo o escapando de algo. Para protegerte a ti y a tu cerebro del estrés, tu cuerpo libera una proteína llamada Factor Neurotrófico Derivado del Cerebro también conocido como BDNFsiglas en inglés. Esta proteína tiene un elemento protector e incluso reparador para las neuronas y actúa como un botón de reajuste. Es por esta razón que a menudo nos sentimos tan a gusto y vemos las cosas tan claras después de ejercitarnos.

Al mismo tiempo se liberan endorfinas, otro químico que combate el estrés, y cuyo objetivo es minimizar la incomodidad del ejercicio, bloqueando la sensación de dolor y provocando una sensación de euforia.

La clave para maximizar el buen estado de ánimo—felicidad–a través del ejercicio

Para conseguir el más alto nivel de felicidad y beneficios para la salud, la clave no es convertirse en un atleta profesional, al contrario, una cantidad mucho menor de ejercicio es necesitada para alcanzar un nivel donde la felicidad y productividad de cada día alcancen su pico.

Dice Gretchen Reynolds en su libro “Los primeros 20 minutos que, estos primeros minutos de movimiento, si alguien ha sido realmente sedentario, proveen la mayoría de los beneficios de salud. Consigues prolongar tu vida, reducir el riesgo de enfermedades durante los primeros 20 minutos de actividad.

Realmente lo más importante es enfocarte en esos primeros minutos de tus rutinas para impulsar la felicidad y el buen estado de ánimo.

 

Qué pasa cuando empiezas a ejercitarte

Cuando te ejercitas el incremento de las proteínas BDNF en tu cerebro acentúa el buen ánimo. Así que cuando empiezas a ejercitarte, el sentimiento de euforia es el más alto.

La liberación de endorfinas tiene un efecto adictivo, y más ejercicio es necesitado para conseguir el mismo nivel de euforia cada vez.

Esto significa que si nunca te has ejercitado o no lo has hecho desde hace tiempo te sentirás más feliz que nunca si empiezas ahora mismo.

¿Te animas?

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *