Por qué no solo basta con ejercitarse

Ya no solo basta con que te ejercites. ¿Sabías que aunque lo hagas regularmente podrías, de todos modos, estar afectado por los terribles efectos que tienen en la salud y longevidad el estar mucho tiempo sentado?

Según la Dra. Joan Vernikos, quien fue directora de la División de Ciencias de la Vida en la Nasa hasta el año 2000, la clave para estar saludable a lo largo de los años, es algo más que el ejercicio tradicional 3 a 5 veces a la semana. La respuesta es volver a descubrir un estilo de vida de constante movimiento natural y de baja intensidad, que utilice el vector de la gravedad  durante el día.

En una situación anti-gravedad, tu cuerpo se deteriora a un ritmo mucho más rápido, y, curiosamente, estar sentado por un periodo de tiempo largo, simula un entorno de muy poca gravedad para este.

Las actividades de la vida cotidiana caen dentro del espectro de los movimientos que deben hacerse cada día durante toda la vida, desde la mañana hasta la noche.

La razón de porqué esto es tan importante para la salud, es que cuando te mueves, aumenta la fuerza de la gravedad en tu cuerpo pues, según la Dra. Vernikos, los entornos anti gravedad aceleran el deterioro celular. Es por esta razón que debes desligarte de estos tanto como te sea posible.

Es importante moverse

 

En un estudio publicado el año pasado, se determinó que adultos que pasaban un promedio de 6 horas al día en frente de un televisor, disminuyeron su expectativa de vida en alrededor 5 años, comparados con quienes no ven televisión.

Otro análisis reciente, encontró que aquellos que se sentaron por largos períodos de tiempo, eran dos veces más propensos a contraer diabetes o una enfermedad cardiovascular, comparados con quienes se sentaban menos.

Un estudio publicado en el 2009, también destacó muchas de las recientes evidencias que unen el sentarse mucho con una salud metabólica pobre, mostrando como el total del tiempo sentado se correlaciona con un incremento del riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades cardiacas  y otros problemas prevalentes de salud crónica, aún si te ejercitas regularmente. De acuerdo a los autores, aún si la gente se ejercita por el tiempo recomendado de 30 minutos la mayoría de los días de la semana, puede haber efectos metabólicos y de salud adversos de una inmovilidad prolongada—actividad que domina el tiempo restante de la mayoría de la gente en las horas que siguen a sus rutinas de entrenamiento.

La actividad diaria contínua y un buen envejecimiento

 

Los más recientes estudios han llegado a la conclusión que aquellos que viven una vida generalmente activa tienen una mejor salud y viven más que los que se mantienen sedentarios la mayor parte del día, incluso para los que no se ejercitan regularmente.

Aunque te ejercites vigorosamente, esto toma solo una pequeña parte de tu día. El tiempo restante tendrás que decidir si te sientas o si te envuelves en actividades que están fuera de una rutina de ejercicio, como por ejemplo trabajar en la casa, jardín, etc.

Es importante para los mayores evitar la tentación de estar sentado por mucho tiempo en un sofá. Hay que hacer un esfuerzo consciente de movernos mas tiempo en actividades de baja intensidad, cualquiera que nos permita disminuir el tiempo de estar sentado.

Aprovecha cada oportunidad para mover tu cuerpo

 

Investigaciones como las de la Dra. Vernikos, revelan una poderosa evidencia de que muchos de los problemas de salud de hoy en día están relacionados con modificaciones del estilo de vida modernos que son simplemente incompatibles con el funcionamiento bilógico óptimo. La respuesta es simple: volver a un estilo de vida que incorpore el movimiento natural.

Usando tu cuerpo de la manera en que se diseñó es una de las formas más eficaces para optimizar tu salud.

Es decir que…

 

No importa si te ejercitas, tienes además que moverte intermitentemente durante todo el día.

Si tienes un trabajo sedentario, levántate de cada 10 a 15 minutos de tu silla, esto pudiera compensar la mayoría de los daños que causa estar sentado por largo tiempo.

Si estás viendo el televisor piensa en hacer una actividad menor mientras este esté encendido.

¿Cómo resuenan contigo estas informaciones? ¿Pasas mucho tiempo sentado aunque te ejercites?

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Pili Cuadrado
[email protected]
No Comments

Post A Comment