3 lecciones que pueden ayudarte a tener un desempeño óptimo

Hace exactamente un mes me encontraba en Scott Valley, California. En un sitio precioso llamado 1440 Multiversity (1440 son los minutos que tiene un día) asistiendo al principio de un entrenamiento para una certificación de coaching en desempeño óptimo. Cinco días de inmersión que marcarían el resto de mi vida.

Digo que marcarían el resto de mi vida porque durante estos días tuve que salir totalmente de mi zona de comodidad y fue duro. Tan duro que hasta me resfrié. Lo cual es raro en mi. Yo digo que fue una purificación.

Este entrenamiento seguirá hasta mayo (ahora en modo virtual) y sigue siendo tremendo reto.

Estas son algunas de las lecciones que aprendí durante este último mes después de estar donde me tocaba estar y cómo esto me ha ayudado en mi actitud ante esta locura que estamos viviendo en estos días. También a desempeñarme de manera óptima.

 

Nuestras prácticas (hábitos) siempre determinarán nuestro futuro y un desempeño óptimo

 

Desde el 2016 he invertido tiempo y dinero en entrenar con personas que me han enseñado, que son los hábitos los que determinan nuestro futuro. Y que es, lo que hacemos diariamente lo que nos mueve o no hacia adelante. Porque los días se convierten en meses y los meses en años. Con lo cual nuestros días son nuestra vida en miniatura. 

En mi caso mis prácticas diarias son mi asidero. Son las que le dan sentido a mis días. Me ayudan a mantenerme a flote. Hay que pensar en que todo empieza por mí (ahora). Donde me estoy dirigiendo y donde estoy dirigiendo a mi gente. 

 

Autenticidad por encima de todo (¿Cómo me siento?)

 

Durante este mes hubo momentos en los que quise abandonar todo. Sí. Es un entrenamiento difícil. Es en Inglés. Y tengo que poner triple esfuerzo en entender para aplicar. No fueron ni una ni dos las veces que dije lo dejo. Sin embargo, el compromiso conmigo misma me hizo sacar la fuerza y valentía para expresar cómo me estaba sintiendo. Y preguntar cuales eran mis opciones. 

Mi autenticidad fue bien recibida y se me presentaron opciones. Se me brindó ayuda moral y se me pidió que me quedara porque me apreciaban. Eso definitivamente fue un impulso a mi corazón. 

Ser auténticos y expresarnos diciendo lo que sentimos sin quejarnos, nos pone en un lugar ganador. Piensa en cómo contribuye eso en nuestras relaciones en estos momentos de incertidumbre. 

 

Comunidad (Sobretodo en este tiempo, pero siempre)

 

Hay algo que hay que tener muy presente. Primero nosotros (uno mismo), luego nuestra familia, luego la comunidad y por último el mundo. 

Tener el apoyo de una comunidad y por supuesto servir a una comunidad es algo vital en nuestro desempeño óptimo. Es una motivación para ser mejores, para poder ayudar a otros y también para encontrar apoyo. Más en momentos como los que estamos viviendo. 

Crear comunidad, tener sentido de comunidad es necesario en nuestra realización como personas. Por cierto una de las cosas que ayudan a la longevidad a parte del ejercicio, la buena nutrición y el compromiso con la vida es tener comunidad.

Crecer como personas y aportar a nuestra comunidad como recibir soporte de nuestra comunidad es algo que nos impacta positivamente en todos los sentidos. 

 

Más…

 

Estas tres cosas me han hecho persistir durante este mes de tanto estrés e incertidumbre. Y entender que primero debo trabajar en mí para estar a flote y moverme a ayudar a mi familia, luego a mi comunidad y luego al mundo.

¿Qué estas haciendo en estos momentos para mantenerte sereno, aterrizado y enfocado? ¿Tienes una comunidad que te apoye en momentos como estos? Si la tienes, ¿Cómo agregas valor a esa comunidad? Déjame saber. ¡Me encantaría leerte!

Pili Cuadrado
pilicuadrado6@hotmail.com
No Comments

Post A Comment