Los 3 elementos de un buen programa de fitness

Un buen programa de fitness debe tener en cuenta 3 elementos o tipos de movimientos importantes para el acondicionamiento físico y mental.

Estos son los entrenamientos de fuerza, el cardiovascular o entrenamiento de resistencia y la mobilidad en general o estiramientos.

 

Entrenamientos de Fuerza

 

El entrenamiento de fuerza es el que nos permite tener músculos más fuertes y definidos. Es importante que desde el principio se entienda que el entrenamiento de fuerza o peso no es lo mismo que el levantamiento de pesas.

El entrenamiento de fuerza o peso, es sencillamente la contracción de tus músculos en contra de una fuerza. De manera que estos se fortalezcan. Esto no se refiere necesariamente a que los músculos incrementen su tamaño. Que es lo que al final muchos de nosotros no queremos.

La fuerza es uno de los componentes de un programa de ejercicio bien diseñado. Y estos entrenamientos son esenciales para todos –especialmente para las mujeres y personas en la tercera edad.

Los beneficios incluyen mayor masa muscular, menos grasa corporal, mejor rango de movimiento y mejor salud mental. El entrenamiento de fuerza también ayuda a tu capacidad para hacer otros deportes, como correr, caminar, escalar y practicar yoga.

 

Entrenamiento de resistencia

 

El entrenamiento de resistencia es cualquier actividad que te hace sudar, respirar con dificultad y que, también, hace que tu corazón lata más rápido que cuando estás en descanso. Este tipo de entrenamiento se encarga de fortalecer tu corazón y pulmones, y entrena tu sistema cardiovascular para administrar y entregar el oxígeno a través de todo tu cuerpo, más rápido y efectivamente. Es por esta razón que también se le llama entrenamiento cardiovascular o cardio.

Cuando se habla de entrenamiento de resistencia, muchos piensan en correr maratones, pedalear largas distancias o en entrenamientos agotadores de CrossFit. Y si bien todos ellos cuentan, estos pueden ser bastante abrumantes, sobretodo para principiantes.

La buena noticia es que caminar rápido puede ofrecer muchos de los mismos beneficios. Un estudio reciente en el British Journal of Sports Medicine encuestó a más de 50,000 caminantes en el Reino Unido, con una variedad de edades, tanto hombres como mujeres, y descubrió que caminar regularmente a un ritmo rápido se asociaba con una reducción del 20 por ciento en todas las causas mortalidad y una reducción del 24 por ciento en el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular.

 

Movilidad (Estiramientos)

 

Este tipo de entrenamiento, no es siempre el más excitante. Sin embargo, puede ser importante, especialmente si eres propenso a la rigidez o las lesiones. Por eso debes dedicar unos minutos todos los días a estirar para que puedas moverte de manera saludable. 

Movilidad es poderte mover de manera completa (no a medias) y saludable. Y los entrenamientos de fuerza y resistencia te ayudan enormemente a tener una movilidad completa. 

Más que un estiramiento entrenar la movilidad es también poder optar por diferentes patrones de movimiento durante el día y desde que te levantes, donde el hecho de moverte en diferentes planos sea mandatorio.

Puedes pensar en movilidad y estiramientos como un hábito clave para mantenerte saludable y lo suficientemente ágil como para hacer todas las demás cosas que quieres hacer.  

 

En el próximo artículo te cuento acerca del descanso y la recuperación. Una clave para poder funcionar en el más óptimo nivel. 

¡Y te invito también a chequear mi nuevo programa de coaching!

 

Pili Cuadrado
pilicuadrado6@hotmail.com
No Comments

Post A Comment