5 tips para ejercitarse solo de manera simple y efectiva

ejercitarse solo

 

Cuando se haya establecido el hábito del ejercicio diario, una de las cosas que se pueden hacer para ejercitarse solo, mantener el habito y ser consistente, es buscar maneras simples y efectivas de entrenar. Sin embargo, entrenar de manera simple no quiere decir que no salgas de tu zona de confort. Para lograr cambios hay que hacerlo y en este sentido podemos contemplar los entrenamientos cortos pero intensos que no son nada complicados.

Aquí hay 5 tips para ejercitarse solo de manera simple y efectiva.

 

Elabora un plan antes de empezar

 

Elige los entrenamientos que harás cada día con tiempo, así al momento de empezar estarás enfocado y pondrás toda tu energía en el tiempo de ejercitarte.

Puede ser que camines por 10 o 20 minutos o elijas cualquier máquina de cardiovascular y a eso le agregues algún entrenamiento de fuerza o que realices alguna rutina de intervalo o HIIT. Lleva un récord de la semana para que puedas estar más organizado. 

 

Enfócate en trabajar bien, no en trabajar más

 

A mucha gente le cuesta entender eso. Para estar en forma no hay que pasarse dos horas en un gimnasio. Enfócate en una sesión corta pero bien hecha e intensa. Al final los resultados se darán por la calidad del entrenamiento no la cantidad.

Recuerda que más no es necesariamente mejor e incluso podría ser peor.

 

Ponte metas alcanzables

 

Si hoy empiezas por un plank, no hagas el minuto completo. Empieza por 15 segundos y ve agregándole paulatinamente más tiempo. Que tu meta sea hacer el plank por el minuto completo y de corrido. Y haz lo mismo con otros ejercicios o tipos de entrenamiento.

Esto tendrá un buen impacto en tus sesiones de ejercicio,  pues sentirás que estás progresando y cada vez estarás más fuerte y podrás lograr metas más ambiciosas.

 

Concéntrate en entrenamientos sencillos

 

No te compliques con las máquinas. Concéntrate en entrenamientos sencillos  con movimientos de peso corporal. Esto te permitirá trabajar mejor y te sentirás más seguro de lo que eres capaz de hacer. Al igual que si eliges caminar o nadar.

Enfócate en rutinas simples que te hagan sentir más cómodo. Esto es esencial cuando te ejercitas solo.

 

Se consistente

 

No hay sustituto para la consistencia y, siendo consistente es como se consiguen resultados.

Ser consistente no quiere decir que entrenes todos los días y, aunque el ejercicio diario tiene muchas ventajas, puedes ejercitarte regularmente por lo menos tres o cuatro veces a la semana.

Ejercitarse consistentemente de tres a cinco veces a la semana es la clave para tener un estilo de vida saludable.

 

Pili Cuadrado
pilicuadrado6@hotmail.com
No Comments

Post A Comment