7 cosas que la gente que ama ejercitarse hace diferente

_580_1000_90_7865120811950042848

Has visto a esa gente que saltan de la cama para ejercitarse o que utilizan la mitad de su hora de almuerzo para un entrenamiento rápido o que pedalean furiosamente mientras disfrutan la clase de spinning? ¿Podemos  ser como esa gente? Pues los expertos dicen que sí, que podemos aprender a amar el ejercicio. Y es que podemos entrar en esa onda e imitar los hábitos de este tipo de gente.

Aquí hay 7 cosas que la gente que ama ejercitarse hace diferente, a ver si lo haces tú:

 

1.- Solo hacen entrenamientos que a ellos les gusta

 

La gente que ama ejercitarte no pierde tiempo en actividades que les disgustan. Muchas veces vemos gente que empiezan a correr, por ejemplo, sabiendo que odian hacerlo y a la mitad del esfuerzo ya se han dado por vencidas.

Puedes comenzar con una actividad en la que estés interesado o que disfrutes desde antes, no tiene que ser lo que tus amigas hayan hecho para perder peso o el grupo de ejercicio de moda. Lo que importa es que te guste y, que no tengas excuses para faltar.

 

2.- Buscan información

 

Los fanáticos del fitness buscan información y orientación; algo que los ayude a alcanzar sus metas y objetivos y les dé un mayor empuje. De esta manera se sentirán motivados para hacer lo mejor que puedan y llevar sus entrenamientos al próximo nivel.

 

3.- Se ejercitan con un amigo

 

Los adictos al ejercicio consiguen una ayudita de sus amigos. Se sienten motivados a ir a entrenar pues aprovechan la oportunidad para compartir y cherchar con sus compañeros de entrenamiento. No asumas que tus amigos no quieren entrenar, seguro encontrarás alguno que si quiere ponerse en forma junto contigo.

 

4.- Sobrepasan las barreras

 

A veces la vida se interpone en nuestros planes de ejercitarnos, eso es normal. Estudios han demostrado que las personas que suelen maniobrar los contratiempos son más propensas a mantener una rutina regular de ejercicio. Es bueno prepararse para los obstáculos y tener, en este caso, un plan B. Por eso les digo a mis clientes que es bueno planificar un número máximo y un número mínimo de días de entrenamientos en la semana, de esta manera si perdemos un día no nos sentiremos mal.

 

5.- No piensan en cuanto peso están perdiendo

 

A veces parecemos estar más motivados cuando nos fijamos en las metas a corto plazo, o sea en los beneficios inmediatos del ejercicio en vez enfocarnos en las 20 libras que queremos perder. Piensa en los beneficios instantáneos del ejercicio; como por ejemplo, la energía extra que tendrás para jugar con tus hijos y con tus nietos o lo productiva que te sentirás en tu trabajo. Recuerda que las libras se irán perdiendo mientras saboreas los otros beneficios y en la medida que seas consistente.

 

6.- No les importa si el entrenamiento es tradicional

 

El ejercicio es ejercicio y no importa donde lo realices. Todos los tipos de actividad cuentan. No hay que llevarse de las tendencias y, lo más importante, es crear una relación consistente y permanente con la actividad física que hayas elegido hacer.

 

7.- Se visten bien para ejercitarse

 

Es verdad que no necesitamos de un equipo costoso para tener un buen entrenamiento. Pero cuando compramos ropa nueva, cómoda y buena para ejercitarnos, esto puede ser una buena motivación. Nos sentiremos mejor con nosotros mismos mientras entrenamos, pues nos veremos más atléticos.

Por otro lado la comodidad es una alternativa muy valiosa para trabajar bien. Imagínate una ropa que no te permita hacer un plank o una sentadilla bien hecha. Hay que trabajar cómodos.

¿Tienes algunos de estos hábitos? ¿Te consideras una persona que ama ejercitarse?

Esta es una versión editada de mi artículo 7 Cosas que la gente que actúa y piensa en forma (fit) hace diferente, publicado en este blog el dia 17 de febrero del 2015.

 

Pili Cuadrado
pilicuadrado6@hotmail.com
No Comments

Post A Comment