Deja a las personas mejor de como las encontraste

Tuve que aprender esto de nuevo de una manera no muy agradable, cuando hace unas semanas estuve en una tienda de artículos de belleza. Llegué con la intención de  comprar algo, y usar un crédito a mi favor que, me había quedado de una compra anterior.

Elegí el producto y al momento de pagar, la vendedora que me había atendido en las dos ocasiones, no salía a camino con la transacción y se estaba tardando mucho. Aunque ahora entiendo que estaba tratando de darme un buen servicio, en ese momento me impacienté y mi reacción fue irme sin comprar nada.

Unas horas después, la persona que me acompañaba y que había estado conmigo en la tienda, me dijo: Esa chica debe estar sintiéndose mal por la manera en que te fuiste. Recuerda que hay  que dejar a las personas mejor de cómo las encontramos”.

Reflexioné sobre lo que había pasado, mi actitud no fue la más correcta. Y si no quería esperar, pude haberme ido de otra manera. Analizado esto, decidí volver al día siguiente a comprar el producto y excusarme con la vendedora.

Ella también se excusó por el tiempo que me hizo esperar y me invitó a pasar en otra ocasión para aprender un truco de maquillaje. Compré mi producto y regresé la semana siguiente y aprendí más de un truco.  🙂

El haber tomado acción inmediatamente me benefició de muchas maneras. Aquí las tres más importantes:

 

Recordar que no debo ver el mundo como soy

 

Hace unos meses escuché de Robin Sharma que estamos acostumbrados a ver el mundo como somos y no como realmente es. Esto nos lleva a hacer suposiciones y a no ver como son las personas realmente o cuáles son sus verdaderas intenciones.

Esta chica en particular es, una lindísima persona y sumamente profesional en lo que hace. Además estuvo dispuesta a servirme en todo momento.

 

Trabajar mi integridad

 

Ser más humana. Conectar con las personas de manera más amorosa. La conexión que tengo ahora con esta persona, se quedará para siempre.

Esto me recuerda uno de los 6 paradigmas de la interacción humana del libro Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva de Stephen R. Covey. Covey lo llamó “Ganar/Ganar”: buscar constantemente el beneficio mutuo en todas las interacciones humanas.

 

Tomar responsabilidad en lo que me toca

 

Aunque me hice la víctima por unas horas, tomé responsabilidad ante lo que me tocaba hacer. Esto a su vez me ayudó a recordar mis limitaciones y seguir creciendo como persona. Ser humilde me hizo ser más consciente de mi comportamiento.

Agradezco a la persona que me acompañaba en ese momento, por preocuparse por mi y hablarme claro: “Te equivocaste y tienes que ir a arreglarlo”.

Después de esta experiencia, trato de prestar más atención a mis impulsos y pongo más atención a como vivo mis días. Lamentablemente la velocidad con la que vivimos no nos permite, muchas veces, conectarnos de manera amorosa con los demás, sin poder cumplir con la intención de dejar a las personas mejor que como las encontramos.

 

Pili Cuadrado
pilicuadrado6@hotmail.com
No Comments

Post A Comment