Ejercicio Físico: Clave para una Salud Duradera

Hay en este momento muchas evidencias científicas de que el ejercicio físico promueve la salud física, mental y de manera general el desempeño óptimo. En este sentido, todos debemos considerar ejercitarnos de manera regular. Aunque no seamos atletas profesionales. Y es que nuestro cuerpo está hecho para moverse.

Así que si no lo has hecho, es hora de incorporar el ejercicio en tu estilo de vida. Ahora más que nunca en medio del Covid-19 y, aunque suene cliché si no ahora entonces cuando.

Los beneficios del ejercicio son innumerables. El ejercicio físico promueve la longevidad y es además la pieza clave para una salud duradera. Y lo mejor de todo a mi entender es que la clave del ejercicio es construir y acondicionar el cerebro.

Muchas personas se enfocan en los resultados físicos. Y muchos de los que experimentan los resultados a nivel de bienestar, no tienen idea de por qué se sienten tan bien cuando se ejercitan. Generalmente asumimos que es porque nos ayuda a combatir el estrés y a reducir la tensión muscular. También porque liberamos endorfinas.

La principal razón de por qué nos sentimos tan bien cuando debido al movimiento nuestro corazón bombea sangre por todo nuestro cuerpo es que, esto hace que nuestro cerebro funcione mejor que nunca y ese es el beneficio más importante y fascinante del ejercicio físico. Construir músculos y tener un corazón y pulmones más saludables son esencialmente efectos colaterales.

 

Formando el hábito del Ejercicio Físico

 

Está científicamente probado que para instalar un hábito hasta el punto de su automatización se necesitan 66 días. Sin embargo se ha discutido que esto oscila entre los 18 a 200 días. Dependiendo del hábito, condiciones y carácter o personalidad. 

Lo más importante es saber que un hábito se forma y se queda cuando existen estas condiciones:

Encaja en tu vida sin necesidad de hacer cambios radicales.

Tienes el ambiente adecuado para trabajar en el.

Tiene beneficios intrínsecos, es decir, lo ves y los sientes.

Estas rodeado de personas que te apoyan y te alientan y que quizás van por el mismo camino que tu. 

Eres compasivo contigo durante todo el proceso de formar el hábito. 

Ten presente estas condiciones cuando trabajando para formar el hábito del ejercicio físico si es que no lo tienes aún, así como otros hábitos que impacten tu bienestar integral. 

En mi próximo artículo sigo abundando en este tema, ya que lo considero de importancia sobretodo en este momento donde mantenerse activos es mandatorio.

Y en caso de que necesites una ayuda más personalizada y que se adapte incluso a tu estilo de vida, déjame saber y hablemos. 

 

 

 

 

Pili Cuadrado
pilicuadrado6@hotmail.com
No Comments

Post A Comment