Empezar a ejercitarse: ¿Por dónde empiezo sino me he ejercitado en años?

empezar a ejercitarse

¡Empieza con lo que tengas y donde estés!

Cualquier momento es bueno para empezar a ejercitarse y, según las investigaciones, una excelente manera de hacerlo es caminando diez minutos, todos los días. Y aunque pueda parecer muy poco esfuerzo, este comienzo pudiera ser el inicio de una más ambiciosa pero alcanzable rutina de ejercicio.

Veinte minutos de actividad cardiovascular, tres veces por semana, sería el próximo paso cuando puedas incluir en tus rutinas los entrenamientos de fuerza.

Según las directrices del ejercicio publicadas por la Asociación Americana del Corazón en el 2008, deben hacerse 150 minutos de cardiovascular moderado a la semana. Una meta fácil de cumplir y, que puedes organizar como mejor te convenga. Distribuyendo, si quieres, estos minutos en la semana con actividades como caminar, correr, nadar, pedalear en una bicicleta estacionaria o hacer elíptica.

 

No solo te ciñas al cardiovascular

 

Para que se dé un verdadero cambio en tu cuerpo debes combinar tus sesiones de cardiovascular con sesiones de fuerza o peso. Son muchas las opciones hoy en día para trabajar con fuerza. Una de las más versátiles y que siempre marcará tendencia es la de los entrenamientos de peso corporal. Utilizando tu propio cuerpo como resistencia.

 

Cardio + Fuerza = Resultados

 

La combinación del entrenamiento cardiovascular y el entrenamiento de fuerza es la clave para que se dé un cambio tanto en el aspecto físico como en tu manera de ver el ejercicio.

Puedes informarte más extensamente de esto, los demás componentes de un buen programa de fitness y muchas cosas más, en mi ebook Ponte en forma: Fitness práctico para todos, pinchando aquí.

 

Más…

 

Otra opción para empezar, si has estado años sin ejercitarte, es haciéndolo con un programa intensivo que te brinde en 30 o 45 minutos 5 veces a la semana, un entrenamiento completo de cardio y fuerza, donde se empiece moderadamente y se vaya aumentando la intensidad y dificultad según vayan pasando los días. Este puede ser de 6 a 8 semanas; esto no solo te ayudará a mejorar tu nivel de acondicionamiento físico, sino también a trabajar en el hábito del ejercicio.

Un ejemplo de este tipo de entrenamiento es mi programa intensivo de 8 semanas que suelo llevar a cabo dos veces al año, y donde se trabaja tanto el cardio como la fuerza y también, algo muy importante, la sección media o core, que es tan olvidada aún por las personas que hacen ejercicio regularmente. Para ver el programa con más detalle puedes pinchar aquí.  

¿Qué otra cosa necesitarías saber para decidirte a empezar si no te has ejercitado por mucho tiempo o simplemente nunca lo has hecho?

Pili Cuadrado
pilicuadrado6@hotmail.com
No Comments

Post A Comment