La 7 más grandes lecciones que me dejó el 2018

Empezar un nuevo año sin tener claro de qué manera y cómo queremos ser diferentes es garantía para que ese año sea idéntico al anterior. Y si a eso le sumamos el hecho de dejar que tu ego se salga con la suya, significará que todo lo bueno que pudiste haber conseguido se esfumará.

El 2018 ha sido un año que nunca esperé, pero que yo misma creé. En esta etapa de mi vida agradezco infinitamente un año super duro desde todos los puntos de vistas, un año que me hizo una persona más saludable por dentro y por fuera y por consiguiente una mejor madre, amiga y profesional. 

Aquí les dejo las 7 más grandes lecciones que me dejó el 2018.

 

#1 Elegir la simplicidad por encima de lo complejo

 

Eso me hizo incluso una persona no solo más feliz sino más inteligente. Porque lo simple resulta en claridad mental y espiritual. 

 

#2 Sin salud ni energía es imposible lograr grandes cosas

 

Entendí de una vez por todas que mi energía es mi prioridad y la necesito para construir una buena salud tanto física como mental. Por eso elegí protegerla de personas, sitios y actividades que atentaran contra ella. Para eso tuve que hacer uso de uno de mis valores más preciados, el coraje. 

 

#3 Vivir en estado de gratitud aunque se me estuviera cayendo el mundo encima

 

Mi diario de gratitud le puso un inmenso valor a mis días más oscuros, a esos días en que pensé que el año no se terminaría nunca. Cada vez que agradecía me daba cuenta de que esos días  representaron mi mayor crecimiento como persona. 

 

#4 Serle fiel a mis valores en un mundo tan descompuesto

 

Gracias a Dios, tomé mi tiempo para revisar constantemente mis valores y vivir de acuerdo a ellos. En momentos de desenfoque es más fácil irnos por otro camino, sin embargo al final los demás te seguirán más por tus valores que por tu personalidad. 

 

#5 Creer en mi intuición

 

De todas las veces que pensé que estaba equivocada y me sentía culpable, nunca me equivoqué. Este año me enseñó a que debo confiar en mi intuición, debo creer en mí porque he dedicado tiempo para desarrollar esa voz interior que nos habla cuando estamos tranquilos y solos. De ahí también aprendí lo importante que es pasar tiempo sola para poder conectar con lo que está dentro de mí.

 

#6 Aplicar la política de la soga de rojo terciopelo o red velvet rope policy en mi negocio

 

Gracias a mi writing coach que me recomendó el libro Book Yourself Solid de Michael Port. En el descubrí que aplicar esta política en mi negocio me permitiría poner más valor y ser más feliz. Trabajar solo con mis clientes ideales, clientes que me energizan, que me inspiran. Clientes que entienden mi trabajo y hacen que les entregue el mejor de los productos. 

 

#7 Nunca  darme por vencida, siempre hay una salida y generalmente es grandiosa

 

Mi año finalizó muy diferente a como empezó, tal vez porque aprendí la lección rápidamente. Sin embargo, nunca dejé de tener fé y me levanté más veces de las que me caí.

 

Si estas lecciones resuenan contigo te pido que las compartas y que tengas un gran año 2019. 

 

Recuerda que todavía hay espacio en mi programa 4 Semanas con Pili. Y además hay regalos y descuentos hasta el 4 de enero inclusive. 

 

 

 

Pili Cuadrado
pilicuadrado6@hotmail.com
No Comments

Post A Comment