Mi Selección de la Semana en Fitness y Salud

fitness

 

Sé que tienes una agenda muy ocupada, pero quieres mantenerte al día con las últimas noticias e investigaciones sobre fitness y salud. Por eso, cada semana te informo sobre un artículo reciente que he leído. El artículo de esta semana es:

 

Death By Running: It’s The Heat And Not The Heart, Study Says

Es el Calor y no el Corazón una Amenza Mucho Mayor para los Corredores

 

Aquí mi resumen:

La creciente popularidad de los maratones y otros deportes extremos, ha suscitado preocupación acerca de los peligros potenciales de estas actividades. La prensa popular y la investigación médica, se han centrado en el riesgo de paros cardíacos y en otros problemas del ritmo cardíaco. Pero esta preocupación podría estar mal dirigida, desde que un nuevo estudio en Israel, publicado en el Journal of the American College of Cardiology, encuentra que un peligro mucho más grave puede ser el golpe de calor, que es definido como la temperatura corporal central por encima de los 104 o105 grados asociados con una disfunción multiorgánica.

Los investigadores revisaron retrospectivamente los datos de más de 137,000 corredores que participaron en carreras de resistencia en Tel Aviv. Estos encontraron solo dos casos graves de afecciones cardíacas: un caso de infarto y otro de arritmia. Los casos graves de golpe de calor, sin embargo, se produjeron en 21 corredores. Dos de estos fueron fatales y 12  fueron potencialmente fatales.

Los investigadores israelíes dijeron que el diagnóstico de golpe de calor puede confundirse con un desorden cardíaco a menos que la temperatura central del cuerpo—la cual puede solo ser obtenida con una medición rectal—sea tomada inmediatamente. Ellos plantean la posibilidad de que muchos casos que han sido considerados como cardíacos en naturaleza, pueden en realidad ser causados por un golpe de calor.

Más adelante, ellos dijeron que “el riesgo de golpe de calor no se limita solo a las carreras de resistencia”, “y es una importante causa de muerte entre los jugadores de futbol americano–en las escuelas y universidades–que entrenan y compiten con equipos protectores muy pesados.”

El estudio podría también tener implicaciones importantes para el debate en curso sobre si los estudiantes atletas deben ser examinados antes de participar en deportes, dijeron los autores. En un editorial que acompañaba dicho estudio, Brian Olshansky y David Cannom escriben: “Los golpes de calor no tienen perfil clínico predictivo que un examen de detección puede descubrir, y solo pueden ser diagnosticados al inicio del episodio.”

Pili Cuadrado
pilicuadrado6@hotmail.com
No Comments

Post A Comment