Mis 3 más grandes errores en fitness

 

 

errores de fitness

Aunque hace más de 20 años que me ejercito, durante mucho tiempo, asumí el hecho de estar en forma como algo muy complicado. Este y otros errores no me dejaban tener la consistencia para realmente alcanzar el nivel de fitness o acondicionamiento físico que yo deseaba, y tampoco me dejaban disfrutar mis entrenamientos.  

Estos son 3 de los más grandes errores en fitness que estaba cometiendo:

 

1.- Asumir el estar en forma como algo complicado

 

Si yo no me pasaba dos horas en el gimnasio no sentía que estaba entrenando bien. Poco a poco fui entendiendo y conociendo otra manera de ejercitarme, la que me permitía estar lista y bien entrenada en 45 minutos o menos. De allí en adelante también empecé a considerar en mis entrenamientos los intervalos de alta intensidad. De este tipo de entrenamiento hablo más extensamente en mi libro, Ponte en Forma: Fitness práctico para todos.

 

2.- Enfocarme sólo en mi peso y medidas

 

Si bien es cierto que cuando nos ejercitamos uno de nuestros objetivos es perder peso y medidas y, también lucir bien, no es menos cierto que los beneficios invisibles del ejercicio son muy importantes.

Como sólo me enfocaba en mi peso y en mis medidas, no estaba disfrutando de los verdaderos beneficios del ejercicio, aquellos invisibles. Ese bienestar, que al final es lo que te ayudará a ser consistente en tus entrenamientos; lo veo en mucha gente que llega a mi estudio, pensando que estar en forma y saludable está determinado por el peso corporal. En materia de salud y mayor calidad de vida, ejercitarse aporta incontables beneficios; los factores como el peso y las medidas, se evidenciarán, en la medida que se es consistente.

 

3.- No trabajar mi core o sección media

 

Nunca le di importancia al entrenamiento del core, ni tuve un entrenador personal que me pusiera a hacer un plank y otros ejercicios que trabajaran mi core profundamente. Un core bien trabajado es lo que determina que tan bueno o productivo será el resto del entrenamiento.

Un dato importante es que el Core está compuesto por veintinueve músculos repartidos entre la espalda, abdomen y pelvis. Si se trabajan para hacerlos más fuertes, estaremos más protegidos de futuras lesiones, dándole un buen soporte a la espalda y logrando un mejor equilibrio. No hay duda de que el entrenamiento del Core es la base para lograr un buen nivel de fitness.

¿Y tú? ¿Qué errores estas cometiendo que no te permiten estar en forma o disfrutar de tus entrenamientos?

 

Pili Cuadrado
pilicuadrado6@hotmail.com
No Comments

Post A Comment