Power Yoga: La mezcla perfecta de sudor y serenidad

Power Yoga es, según Baron Baptiste, la mezcla perfecta de sudor y serenidad. Una energizante forma de ejercicio que esculpe, y pone en tono cada músculo de tu cuerpo. Para mí es un estilo libre de poses secuenciales que se conectan creando momento. Súper dinámico, demandante y mágico. 

 

Por qué funciona el Power Yoga

 

Es mágico pero debes comprobarlo por ti mismo. Y funciona por varias razones. 

El Power Yoga construye fuerza funcional intrínseca en vez de superficial. Y te empodera para usar y entrenar tu cuerpo con propósito en la manera en que lo haces en la vida real. Cuando te doblas, estiras, levantas o alcanzas cosas y cuando te tuerces. En este sentido podrás moverte en tu día a día más fácilmente, mas ágilmente y con más poder y gracia.

Los beneficios para la salud que ofrece el Power Yoga son múltiples. Y van más allá de lo externo. Todos los sistemas internos del cuerpo son activados y mejorados. Tu sistema nervioso se calma o se energiza según lo necesites a través de una profunda respiración rítmica. 

Tu sistema glandular se balancea, creando una armonía hormonal (cuando se hacen inversiones). Tus sistemas cardiovascular y respiratorio se vigorizan como resultado del ¨flow¨en la secuencia. Y tu sistema digestivo y metabólico son estimulados (por el calor que se produce internamente). De esta manera se eliminan toxinas con lo cual se benefician cada célula de tu cuerpo.  

 

Por qué me ha funcionado a mí el Power Yoga

 

Al igual que a otras personas, a mí me ha pasado que el Power Yoga me ha funcionado mejor que otros métodos de fitness, porque sus resultados son más rápidos pues le dan fuerza a la motivación para mantenerse en la práctica. 

Para mí este estilo de yoga ha sido muy efectivo desde la primera práctica. Experimentando cambios a nivel energético, muscular, mental y emocional. Sentir como mi sangre fluye en una sesión de Power Yoga, como sudo, como mi mente se aclara y mi espíritu revive ha sido algo que me ha beneficiado en niveles profundos. Esto me ha permitido crear una nueva consciencia y forma de ver mi cuerpo.

El hecho de poder conectar mi cuerpo con mi mente, me permite entender lo que mi cuerpo necesita. Con lo cual he ido creando nuevos hábitos que han tenido a su vez resultados que se han añadido a los de mi práctica. 

 

Update

 

El mismo día que escribí este artículo tomé mi clase número 50 de Power Yoga. Una clase que necesitaba tomar no solo por la práctica sino también porque necesitaba aclarar mi mente y alivianar mi espíritu. Salí nueva de la clase. Extremadamente sudada y serena.  El resto es historia. 

 

Te aliento a que pruebes una clase de Power Yoga y si te animas a tomarla conmigo, quédate en cue pues a partir del 19 de agosto me estaré estrenando como profesora de este estilo de Yoga que tanto bien me ha hecho y que amo. 

 

 

Pili Cuadrado
pilicuadrado6@hotmail.com
No Comments

Post A Comment