Programa de Fitness: 5 Pasos para empezar

programa fitness

 

Empezar un programa de fitness es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti y por tu salud. La actividad física puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas, mejorar tu balance y coordinación, ayudarte a perder peso, a dormir mejor y a mejorar tu autoestima.

La buena noticia es que puedes empezar cuando quieras siguiendo estos cinco pasos:

 

1. Evalúa tu nivel de fitness

 

Quizás tengas una idea de que tan en forma estés. Pero si te evalúas y, llevas anotaciones, podrás medir el progreso de tu acondicionamiento físico.

Trabaja enfocada y presente para que puedas darte cuenta de cómo vas avanzando en tu resistencia aeróbica y muscular, flexibilidad y cambio en tu cuerpo.

 

2. Diseña tu programa de fitness

 

En un próximo artículo te daré los pasos básicos para esto.

Sin embargo, antes de tomar acción recuerda que un buen programa de fitness debe mezclar los siguientes componentes: Core, Fuerza, Cardiovascular y Estiramientos. Esto te permitirá ir avanzando y llegar a ser capaz de realizar otros tipos de entrenamiento eficientemente.

Aunque siempre habrá tendencias de moda, procura elegir algo que te haga sentir cómoda para que puedas ser consistente.

 

3. Prepárate para trabajar cómoda

 

He tenido gente en mi estudio que llega sin el calzado adecuado para ejercitarse.

Estar adecuadamente calzada es primordial para ejercitarse bien y mantener la forma cuando realizas los movimientos. Incluso evitar lesiones.

También, el tipo de ropa que utilices es importante. Debes estar cómoda para moverte mejor y realizar mejor los ejercicios.

 

4. Empieza

 

Para empezar hay varios puntos que debes tener en cuenta:

Empieza despacio y ve avanzando. Entrena de 30 a 40 minutos de 4 a 5 días a la semana. Es muy importante que nunca saltes el calentamiento y el estiramiento.

Estructura tus entrenamientos si lo necesitas. No tienes que hacerlo todo en una sola hora. Si te conviene, puedes dividir tu actividad física en dos sesiones de 20  minutos cada una durante el día.

Se creativa. Durante el fin de semana puedes realizar otro tipo de actividades que te permitan moverte y esforzarte. Aquí te darás cuenta de cuánto has avanzado.

Escucha a tu cuerpo. Si sientes dolor, no puedes respirar bien, o estas mareada, toma un descanso. Tal vez estás haciendo demasiado.

Se flexible. La calidad triunfa sobre la cantidad. Es mejor 10 minutos de actividad física que ninguna.

 

5. Monitorea tu progreso

 

Después de uno o dos meses, vuelve a evaluarte y, así sucesivamente. En este sentido podrás notar que puedes hacer más para seguir mejorando. O sorpresivamente, puedes darte cuenta de que estás bien como vas.

 

Pili Cuadrado
pilicuadrado6@hotmail.com
No Comments

Post A Comment