Tus metas de fitness: ¿Qué estás haciendo para alcanzarlas?

Durante la semana de fin de año pasado, estuve trabajando en un programa de planeamiento para el 2014, y en una de las asignaciones del mismo se me pedía tomar nota de las lecciones—de negocio o de vida—que había tenido durante el año que terminaba.

Mirando hacia atrás, me dí cuenta que hubo varias, pero la que marcó una gran diferencia y, definitivamente, tuvo que ver en todo lo que logré, fue decir no a las distracciones—personas o actividades que podían boicotear mis planes–a todo lo que me desenfocara de mis hábitos tanto de trabajo como de acondicionamiento físico.

También se me pidió enumerar—recordando así–todo lo que había logrado durante ese año que finalizaba y, por consiguiente, lo que celebraría. Más adelante, también se me pidió recordar que cosas hice consistentemente en ese momento de repunte.

Me di cuenta, de que mis mejores meses fueron en los que me ejercité no menos de 5 veces por semana, en los que me enfoque totalmente, y para lograrlo, tuve que decir no, muchas veces, a lo que interfería con el logro de mis metas de fitness. Por ejemplo, las actividades que afectarían mis horas de sueño (descanso), o en las que pude haber comido demás, y que al día siguiente provocarían que tuviera un entrenamiento físico  deficiente, o en el peor caso, ninguno.

En esos meses de repunte, donde me ejercité 5 veces por semana, me mantuve súper enfocada y energizada, esto me permitió estar más relajada, trabajar mejor y ser más productiva.

El punto…         

Hay personas que quieren estar en forma, pero se dan permiso de boicotear sus planes, diciendo que sí a todo.

Para lograr cosas, necesitamos firmeza frente a lo que nos puede desenfocar de lo que queremos conseguir—metas.  

Entonces…

Para que puedas conseguir tus metas de fitness, tendrás que evitar las cosas/personas que te alejan de tu propósito y que no te permitan trabajar efectivamente en este.

Si, es duro decir no, pero es más duro no conseguir lo que se quiere. Cabe mencionar y de paso, recordar,  la frase:

“Para tener lo que pocos tienen, hay que hacer lo que pocos hacen”

Más

Evita lo que te drena, lo que te deja sin energía, lo que no te permite rendir en tu trabajo de acondicionamiento físico, para lograr tus metas de fitness o en cualquier otra.

Decir no, es también una disciplina que necesitas tener para lograr lo que quieres.

Una idea…

Define tus metas y prioridades, y construye tus días alrededor de estas.

¿Estás dispuesto a decir no a lo que no te permite avanzar en el logro de tus objetivos de fitness? Si lo has hecho, me encantaría saber, ¿Qué impacto ha tenido en tu vida o en tus entrenamientos?

 

Pili Cuadrado
pilicuadrado6@hotmail.com
No Comments

Post A Comment